¡Sorpresa! tu perro es sordo. ¿y ahora qué?

¡Sorpresa! tu perro es sordo. ¿y ahora qué?

¡Sorpresa! tu perro es sordo. ¿y ahora qué?

2 comentarios en ¡Sorpresa! tu perro es sordo. ¿y ahora qué?

Que dormilona es Hanna, con lo alto que estamos hablando  y no se despierta. Fíjate, no se ha despertado ni siquiera cuando hemos entrado en casa, menuda perra guardiana. Estas y muchas cosas más eran las que nos decíamos para auto convencernos de que nuestros peores temores no eran realidad. ¿Cómo va a ser sorda? Que va, lo que pasa es que duerme muy profundamente. Pero no. Al fin nos convencimos, ES SORDA, y como una tapia. ¿Y ahora qué hacemos?.

Esta es la primera pregunta que te haces cuando te enfrentas a un dilema como este. Pero aunque entonces no lo sabíamos, la respuesta era sencilla.

Así es, educar a un perro sordo no es muy diferente a educar a uno oyente. Simplemente hay que tener en cuenta una serie de detalles, algunos obvios otros no tanto.

En este artículo me gustaría plasmar mi experiencia para que, si estáis en la misma situación en la que me encontré yo no cunda el pánico.

Lo primero que hice, como es lógico, fue acudir a internet en busca de información, libros… cualquier cosa que me ayudara con mi “problema”. Si no lo habéis hecho aún os ahorraré tiempo, LA INFORMACIÓN DISPONIBLE ES MUY ESCASA, y si encima queremos algo en castellano es aún mas complicado. Lo poco que conseguí encontrar no fue de mucha ayuda.

Todos decían que a un perro sordo no se le podía soltar nunca (me niego rotundamente a condenar a una perra a una vida sin libertad) o que, si lo hacía, debía ser en un lugar cerrado, sin peligros cerca. En pocas palabras, venían a decir que un perro sordo era casi imposible de educar.

Mi sorpresa fue mayúscula y mi terror crecía por momentos.

La realidad no puede ser más diferente. Hanna es una perra feliz que tan solo va atada cuando vamos entre calles (incluso a veces ni siquiera entonces), obediente y a todas luces NORMAL. Confesaré que a veces incluso a mi se me olvida que no oye.

No pasa nada, me comunicaré con ella por signos -Pensé-. Pero ¿Y cuando está lejos o no me está mirando?.  La respuesta a esta pregunta tiene dos partes.

La primera es que tenía que conseguir que Hanna me mirase CONTINUAMENTE. Y por otro lado podría utilizar un collar de vibración con mando a distancia.

Lo que hice fue enseñarle un juego a Hanna, el escondite. Cada vez que Hanna se adelantaba lo suficiente yo me escondía, Cuando ella se giraba a mirarme yo ya no estaba y empezaba a buscarme como una loca. En poco tiempo Hanna me miraba tanto que yo no conseguía esconderme.

Luego está el tema del collar. Por mucho que busqué no encontré un collar que SOLO tuviera vibración así que compré un collar eléctrico que también tenia vibración. Mi consejo es que os gastéis el dinero en un buen collar, lo barato (chino) sale caro. Yo os recomiendo un DOGTRA, por ejemplo el DOGTRA 620NCP, no es barato pero es un collar de una calidad inmejorable.

Por último hay que decidir que gestos usaremos. después de mucho buscar decidí inventármelos lo que es más difícil de lo que parece. Hoy en día no uso esos signos con los perros sordos que acuden a Bilbocan (han sido ya unos cuantos) ya que he aprendido de mis propios errores.

En definitiva, si tienes experiencia educando perros, adelante, te sorprenderás de lo rápido que un perro sordo aprende a mirarte las manos cuando estas intentando decirle algo. Si por el contrario no tienes experiencia, llámanos, te ayudaremos a educarlo.

Un perro sordo puede, y debe, tener una vida ABSOLUTAMENTE NORMAL. Y por último, no dejes que nadie diga, al enterarse de que tu perro es sordo, “POBRE”. Recuerda que él no es consciente de su “minusvalía” y si lo educas bien no tendrás ningún problema.

2 Comments

  1. Iñigo  - 9 marzo, 2015 - 16:56

    Soy testigo de lo bien que te puedes comunicar con esta perra (siempre digo que no se decirle mas cosas por falta de saber mas signos por mi lado, no por el suyo).
    Este articulo puede venir muy bien a mucha gente, con el tiempo he sabido de muchos dueños de perros con el mismo problema.

  2. Jose  - 10 marzo, 2015 - 00:21

    Genial Rafa. Doy fe que Hanna es una perra muy feliz y se ve que has hecho un trabajo extraordinario. Y es verdad, a mi también se me olvida que es sorda muchas veces.

Deja un comentario

Busca contenidos, artículos y todo lo que necesites de nuestra página

Síguenos

Back to Top