¡¡Ven aquí!!

¡¡Ven aquí!!

¡¡Ven aquí!!

No hay comentarios en ¡¡Ven aquí!!

 

Que nuestro perro acuda a la llamada es posiblemente lo más importante que le podemos enseñar a nuestro perro y también una de las más difíciles.
A todos nos gusta pasear y ver jugar a nuestra mascota sabiendo que si surje algún problema, un perro agresivo, la cercanía de una carretera o cualquier otro peligro, podemos llamarle y que acuda inmediatamente. Esto nos da tranquilidad y seguridad en los paseos.

Para conseguir esto es importante seguir una serie de normas.

La más importante es no castigar nunca al perro cuando viene. Es un error muy común en muchos propietarios, cuando su perro hace algo mal le llaman, y cuando llega le regañan por su mala conducta. Esto lo único que consigue es hacer una asociación negativa con la llamada. El perro relaciona el “VEN AQUÍ” con el castigo y la próxima vez no vendrá.

Para el perro, venir tiene que ser siempre agradable y positivo. Da igual lo que haya hecho antes, al llegar debemos premiarle por haber obedecido a nuestra llamada.

Otro error frecuente es quedarse quieto o incluso ir hacia el perro cuando le llamamos. La tendencia natural de los perros es perseguir todo lo que se mueve. Nosotros podemos aprovechar eso en nuestro favor. Al llamarle, damos unos pasos hacia atrás, en dirección opuesta al perro, incluso podemos dar una corta carrera para incitarle a perseguirnos.

Recuerda que estos son tan sólo unos consejos para educar a un perro. de ningún modo constituyen un método completo de adiestramiento.

Deja un comentario

Busca contenidos, artículos y todo lo que necesites de nuestra página

Síguenos

Back to Top